Entrada destacada

Las mejores redes sociales para buscar empleo

Las redes sociales se han convertido, en muy poco tiempo, en uno de los canales más utilizados para la búsqueda activa de empleo. A medi...

jueves, 22 de diciembre de 2011

Cómo buscar trabajo para Navidad

A simple vista puede parece que las fechas navideñas paralizan la actividad del mercado laboral, pero nada más lejos que eso. El trabajo de vacaciones en Navidad es una de las opciones más recurridas por los jóvenes estudiantes que ven esta época del año idónea para sacarse un dinero extra mientras disfrutan de sus vacaciones escolares. Y lo mismo le ocurre a otra mucha gente que acepta desenvolverse como manipulador de alimentos, confeccionador de cestas o empaquetador de regalos. Y es que los centros comerciales son los establecimientos estrella a la hora de contratar personal en Navidad.

Pero si somos de esos que todavía no hemos tenido la suerte de ser contratados en estas fechas tan señaladas, siempre podemos atender a algunos consejos clave que pueden resultarnos útiles para buscar empleo de vacaciones de forma efectiva. La Navidad es una época en la que las reuniones sociales se disparan y, en consecuencia, las posibilidades de aumentar la red de networking son más. También es un momento del año óptimo para actualizar los perfiles profesionales en las redes sociales, ahora que Facebook y Twitter están tan de moda; y finalmente, también para crear y fijar un plan de acción que nos facilite la búsqueda de empleo para estudiantes. Detallemos cada una de estas claves:

1. Planificación de objetivos. Se trata de desarrollar y potenciar el networking, es decir, tu agenda de contactos. Una forma sencilla de contactar con gente es a través de los foros y encuentros, pero esto requiere una preparación antes, durante y después de las reuniones sociales en las que vayas a estar presente. Debes marcarte bien los objetivos y el mensaje que vas a transmitir. La idea es reflejar de dónde vienes y a dónde quieres llegar, qué tipo de proyectos quieres emprender, qué ideas llevas en mente y cuáles son tus últimas acciones realizadas. Marcado el objetivo, igual de importante es el mensaje con que se comunica todo eso. Hay que saber comunicar y compartir información sin miedo.

2. Dejarse ver, online y offline. No nos releguemos solo a Internet porque el contacto humano siempre será más satisfactorio y efectivo que la comunicación a través de una pantalla y un teclado. Aprovechemos que es Navidad y que es una época en la que se fijan reuniones, celebraciones, fiestas y encuentros. Sin duda, es el momento más social por excelencia: cualquier cena con los amigos del instituto, los excompañeros de trabajo o familiares lejanos puede ser el gran hito que nos abra paso en nuestra carrera profesional. Aumentar nuestra red de contactos equivale directamente a más posibilidades de encontrar trabajo de vacaciones. Al fin y al cabo, los contactos son la principal fuente de empleo.

Pero en un mundo informatizado como el nuestro no nos olvidemos tampoco de participar en la red. Cuánto más nos movamos por uno y otro ámbito más nos acercaremos a nuestro objetivo. Participa de forma activa en foros, genera contenidos en blogs, actualiza tu perfil profesional y reenvía tu currículum vitae a las empresas con las que ya probaste suerte alguna vez y no contestaron. De la misma forma, busca nuevas empresas en las que presentar tu candidatura; estate atento a todos los encuentros profesionales que se convoquen en las redes sociales. Ahora que se ha creado una nueva aplicación de Facebook para buscar empleo para estudiantes, donde empresas y trabajadores pueden contactar fácilmente entre ellos, puede ser ésta una buena forma de empezar.

3. Autoventa. Esto es el convencimiento personal, el optimismo. No vas a venderle la moto a nadie si tú mismo crees que no la vas a vender. Si no crees en ti mismo, los demás lo percibirán. Los pensamientos positivos son una buena forma de reforzar tu persona y brillar cara a los demás. Estarás creando realidad y tu comunicación será mucho más efectiva.

Con todos estos consejos ya puedes empezar a ponerte las pilas porque hay un trabajo para estudiantes esperándote en alguna parte. Pero si eres de los que prefiere quedarse en casa, disfrutando de las navidades con la familia, aposentado en el sofá ante el televisor y el Sálvame, entonces solo te queda pedirle trabajo a los Reyes Magos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario