Consejos Para Escoger Un Posgrado

Para seleccionar un posgrado es aconsejable no buscar sólo un título universitario, sino sobre todo una formación. Por esta razón, antes de consultar la oferta de postgrados disponible conviene definir una estrategia propia, de mediano o largo plazo, con la que el posgrado se articule. Siendo así, elegir una estrategia que integre sus necesidades personales, financieras y de formación en una proyección de futuro, es la base fundamental para la elección de un postgrado no sólo atractivo para usted, sino también que resulte una buena inversión (mba, magister, maestría, doctorado).

El título máster tiene una gran demanda debido a las ventajas que aporta tanto a recién licenciados como a profesionales.

A los primeros les dota de una visión práctica y cercana a la realidad empresarial y a los profesionales les permite una actualización de conocimientos, una especialización o hasta la posibilidad de conocer otra rea empresarial de cara a un cambio en el rumbo de su trayectoria profesional.

Lo más habitual es que quienes se planteen realizar un máster sean los recién licenciados.

Se reprocha al joven licenciado su falta de experiencia, y se considera que en la Universidad sólo ha recibido formación teórica pero no práctica. Así que el titulado superior se encuentra paralizado frente a las puertas cerradas del mundo laboral. Es entonces cuando se dice ¿y si hago un máster?». Se supone que éste garantiza la base práctica que los contratantes reclaman, por lo que puede ser un trampolín para lograr un empleo.

Los datos de las ofertas de empleo no dejar lugar a dudas, hoy en día disponer de un título de postgrado no es una ventaja sino un requisito.

Por lo tanto si su objetivo es la empresa privada deber decantarse por algún curso de los denominados máster, sin embargo si su objetivo es el mundo académico y de la investigación probablemente un doctorado sea su mejor elección.

Antes de iniciar la búsqueda de un programa de postgrado lo primero que tiene que plantearse es que es lo que realmente quiere hacer y porque necesita realizarlo. No hay nada peor que realizar un programa de este tipo simplemente porque hay que hacerlo o ha escuchado que es imprescindible para encontrar un buen trabajo.

También debe pensar como realizar el programa, a distancia, mixto o presencial, esto depende de las circunstancias personales de cada uno. Sin duda si pueden realizarlo presencialmente es la manera más fácil de realizarlo, aunque también es paradójico porque es la manera que le exige mayor compromiso "asistir a clase cada día", "desplazarse a clase cada día". Hoy en día existen escuelas que combinan metodologías presenciales con metodologías a distancia.

Lo más importante es saber que busco y que quiero obtener con ello. Para ello deber analizar tantos programas como considere necesario hasta encontrar aquel o aquellos que realmente satisfagan sus objetivos. Un consejo, eliminemos cualquier prejuicio con respecto a una institución y olvidémonos del precio hasta la fase final. Debemos ver la formación como una inversión rentable y no como un gasto y a veces es necesario invertir algo ms para conseguir los objetivos que perseguimos.

Una vez se tiene claro qué se quiere obtener del máster, es conveniente investigar la aceptación del tipo de título escogido en el mercado. Después de todo, vivimos en una sociedad competitiva y hemos de adecuarnos a las exigencias del entorno.

Llegado el punto en el que se tiene decidido el tipo de máster que se quiere realizar y su aceptación en el mercado laboral, el siguiente paso a dar es elegir el más adecuado.

Internet es una buena fuente de información. Casi todos los centros que imparten un curso de postgrado transmiten a través de la Red todo lo relativo al mismo: precio, duración, profesorado, contenido del programa, becas, etc.

Una vez acotada la lista de posibles candidatos, es conveniente acudir a cada centro para completar la información y poder comparar unos y otros en todos los puntos importantes.

Se aconseja como criterios a tener en cuenta para tomar la decisión los siguientes:

Calidad de los programas. En este apartado, son dos cosas las que hay que tener en cuenta. En primer lugar la duración del curso.

El otro punto a tener en cuenta es el enfoque práctico de los estudios. Un máster debe facilitar la introducción al mundo laboral, por lo que tiene que estar muy cercano a éste. Para ello, es necesario que el centro disponga de todos los medios que hagan falta para transmitir la base práctica.

Objetivos del curso. Hay que leer con detenimiento las metas y la metodología del programa. Ofrece una visión completa? Se centra en los aspectos que nos interesan? Contiene casos prácticos? Exige la realización de un proyecto? Es muy importante que un programa de postgrado se centre en enseñar al alumno de forma práctica y no teórica.

El aprendizaje como eje principal. La metodología o sistema educativo que utilice la Escuela o Universidad donde decidamos cursar nuestro máster tendrá que ser determinante.

Profesores. Una lista de profesores prestigiosos en el haber de un máster supone muchos puntos a su favor.
Alumnos y ex alumnos. Es recomendable preguntar a quienes han cursado los estudios si les ha resultado útil y conocer el número de graduados por la institución que han encontrado o mejorado su puesto de trabajo gracias a esta formación.

Instalaciones. Otro elemento a evaluar son las instalaciones y recursos técnicos de la escuela (número y disponibilidad de computadores por alumno, biblioteca con acceso a publicaciones y bases de datos internacionales, salas de trabajo...).

Bolsa de trabajo. La efectividad de la bolsa de trabajo de un máster está muy relacionada con el prestigio del centro que lo imparte. Cuanto más reconocida sea la escuela conseguirá un mayor número de ofertas de empleo de calidad.

Financiación especial. Son muchos los centros que ofrecen la posibilidad de obtener becas universitarias para cursar sus estudios.

Relaciones con la empresa. Deberá existir una relación ms que próxima con las empresas. Entre otras fórmulas, es interesante que exista bolsa de trabajo, prácticas profesionales en compañías del sector, becas de investigación. Además también debemos tener en cuenta si cuentan con centros de investigación o trampolines de empresa para ayudar a sus alumnos a desarrollar sus proyectos empresariales.

Relaciones internacionales. Probablemente más que en ningún otro tipo de postgrado, las relaciones y el reconocimiento internacional del curso son clave. Hay que valorar la posibilidad de efectuar intercambios o participar en seminarios y grupos de trabajo multinacionales.

Si finalmente no podemos realizar ninguno de los cursos elegidos por motivos económicos mi recomendación es esperar a un mejor momento antes que realizar un programa que no cumpla satisfactoriamente nuestras expectativas.

El mejor consejo para que su elección sea la más acertada es que visite muchos centros antes de tomar la decisión, pida el teléfono de antiguos alumnos e, incluso, en la propia universidad algún profesor pueda ayudarle en la búsqueda del máster que más le interesa.

Comentarios

  1. Excelente artículo, si me permites lo voy a subir a mi blog con la respectiva referencia.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por el comentario. Claro que tengo ningún problema que lo publiquen en su blog.

    ResponderEliminar
  3. Muy buen aporte. Ampliar y actualizar los conocimientos de manera continua es indispensable a la hora de crecer profesionalmente independientemente de la labor que se realice. Aumentar la competitividad abrirá las puertas de acceso a las más labores más calificadas y, por lo tanto, mayormente remuneradas.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Como Trabajar Desde Casa Y Obtener Dinero Por Internet

Ventajas y Desventajas Del Trabajo Temporal

Top 10: Carros usados baratos para comprar