Entrada destacada

Las mejores redes sociales para buscar empleo

Las redes sociales se han convertido, en muy poco tiempo, en uno de los canales más utilizados para la búsqueda activa de empleo. A medi...

jueves, 21 de enero de 2016

Objetivos de las Prácticas Profesionales



Realizar unas pasantías o formación en el lugar de trabajo es una herramienta muy eficaz para el desarrollo de competencias y habilidades profesionales, este es un hecho reconocido. Muchos empleadores tienen la percepción de que los recién licenciados no tienen experiencia en el mercado laboral, por lo que los candidatos que han realizado prácticas resultan más atractivos.

Los mayores beneficios para los jóvenes que pasan por un programa de prácticas profesionales es que disponen de una oportunidad para ver de primera mano el mundo de la empresa, esto es lo que los empresarios están valorando a la hora de realizar nuevas contrataciones. No sólo se valora la experiencia en un puesto determinado sino que además se valora la visión realista del mundo empresarial, desarrollo de habilidades profesionales, la formación y bagaje profesional. Representa también poder entrar en una organización, en consecuencia que la empresa pueda incluirlo en el pool de futuros empleados teniendo información real sobre sus competencias.

Unas prácticas empresariales son una verdadera oportunidad para aprender las habilidades y los hábitos de éxito profesional.

Estos son algunos de los valores más importantes que se pueden adquirir mediante untrabajo para estudiantes a punto de graduarse:

Una fuerte ética profesional, indispensable para la empresa. A menudo en las entrevistas se pide que el candidato exponga situaciones donde se pueda contrastar su ética y moral. También respetar los plazos, los clientes o compañeros incluso en situaciones complicadas son algunas de las cualidades que se pueden aprender en el lugar de trabajo. 

Responsabilidad y confianza – aunque no siempre se les otorga a los becarios la responsabilidad sobre cuestiones vitales para el éxito de un proyecto. Tener un mentor que ayude a construir estas cualidades al principio de la carrera profesional es crucial.

Ser positivo, tener iniciativa y motivación – para la empresa que el nuevo candidato tenga autonomía lo antes posible y mostrarse motivado es una necesidad para ahorrar tiempo, esfuerzos y recursos. Una actitud positiva garantiza un ambiente de trabajo agradable, donde los proyectos se lleven a cabo cumpliendo plazos. 

 Adaptabilidad – hacer unas prácticas empresariales en ocasiones puede suponer gran diversidad de responsabilidades que se van a tener que asumir. Esta característica es especialmente valorada en el mercado laboral actual en constante transformación, puede significar la diferencia entre el éxito o el fracaso. Que el empleado sea abierto y flexible significa que sea más eficiente y creativo en la realización de tareas.

Honestidad, integridad y lealtad – tanto en la vida profesional como en la personal son cualidades necesarias para poder convivir y relacionarse con los demás. Es muy importante para los empresarios poder confiar en la persona sin importar el tiempo que lleve en la institución. Demostrar honestidad e integridad en la trayectoria profesional ayuda a tomar la decisión final en la contratación. 

Motivación por crecer y aprender – las empresas buscan personas interesadas en desarrollar sus habilidades y mejorar sus competencias. Aprender nuevas habilidades aporta un valor añadido para las empresas y suele recompensarse. Mantenerse actualizado en cuanto a todos los cambios en el área de especialización resulta muy importante.

Autoconfianza- encontrarse en un nuevo ambiente puede ser intimidante. Un becario se enfrenta cada día a nuevas figuras de autoridad. Esta experiencia enseña a no sentirse intimidado a la hora de realizar preguntas, aclarar dudas y aprender nuevas habilidades. Las personas con autoconfianza no necesitan cuestionarse a si mismos constantemente, suelen ser más autónomos, tomar decisiones y asumir la responsabilidad de los resultados. 

Profesionalidad – respetar el código de vestuario, el horario de trabajo y la jerarquía es imprescindible. Los profesionales terminan sus proyectos en el tiempo asignado y no dejan que las tareas se acumulen. Prestan atención al detalle y aseguran la calidad. Tener un trabajo para profesionales y como comportarse como tal también significa ser entusiasta y optimista acerca del futuro de la organización, haciendo que el ambiente de trabajo sea agradable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario