Entrada destacada

Las mejores redes sociales para buscar empleo

Las redes sociales se han convertido, en muy poco tiempo, en uno de los canales más utilizados para la búsqueda activa de empleo. A medi...

jueves, 19 de julio de 2012

10 errores frecuentes en la búsqueda de empleo

Falta de autoanálisis, errores en el currículum vitae y ausencia en la disciplina, son algunos de los más frecuentes.

Si usted actualmente se encuentra en el proceso de buscar un trabajo para estudiantes y han pasado varios meses y nada que consigue una oportunidad, llegó el momento de hacer una reflexión y pensar en posibles errores que usted pueda estar cometiendo.

Porque, si bien es cierto, que la tasa de desempleo es alta, la competencia es fuerte y hay pocas oportunidades, también usted debe tener en cuenta, que tal vez la razón por no ser contratado, pueden no ser estos factores, sino que posibles errores en el proceso de búsqueda le puede estar frustrando la posibilidad de emplearse.

"Mucha gente tiene problemas en diferentes aspectos; actualización, personalidad, curriculum vitae, realización de entrevistas o inclusive por preferencias personales como aspiración salarial alta o negación a procesos de reubicación o pocas preferencias por realizar cierto tipo de tareas" afirma Maritza Gómez, consultora organizacional.

Revise la lista de las 10 fallas más frecuentes en el proceso de búsqueda de empleo para estudiantes y asegúrese que usted no esté cometiendo ninguno de estos errores.

1. Desorientación y falta de análisis

Identifique sus capacidades y competencias naturales y busque trabajo en aquellas áreas donde usted puede desarrollar estas habilidades.

Destaque aquellas características en las que usted es bueno e intente enfocarse en un sector donde se fortalezcan sus aspectos positivos y no en uno donde se mejoren sus debilidades.

Este autoanálisis hará que usted aplique a las ofertas de empleo donde realmente tenga oportunidad y no gaste tiempo y esfuerzo en trabajos para estudiantes que no reúnen las condiciones adecuadas para usted.

Su búsqueda de empleo tiene mayor probabilidad de ser exitosa si usted destina su esfuerzo a oportunidades laborales que a usted le atraigan, tenga el perfil adecuado y pueda competir al mostrarse apto debido a sus competencias y habilidades naturales.

"Mucha gente no es consciente de las habilidades que tienen, no hacen una autoevaluación considerando las fortalezas o debilidades frente al cargo. La gente entonces muchas veces aplica por el hecho de aplicar y no son conscientes de analizarse adecuadamente", afirma Daisy Avila, piscologa de la empresa de selección de personal Talentum.

2. Desactualización de red contactos

Una de las estrategias más frecuentes en la búsqueda de empleo para estudiantes, es ubicar contactos y amigos que puedan ayudarle a encontrar trabajo. Piense por un momento en familiares y conocidos y busque una forma de contactarlos para ver si ellos lo pueden ayudar.

El no tener una red de contactos actualizada y el no socializar con terceros para buscar oportunidades laborales, lo limitan a usted en el proceso de ubicación profesional.

Especialistas aseguran que uno de los elementos más importantes en este proceso de buscar trabajo es la posibilidad de acudir a conocidos que puedan ayudar en un proceso de selección.

Tenga en cuenta que cualquier conocido, amigo, familia u otro, pueden ser decisivos en su búsqueda de trabajo e inclusive recomendarlo para una vacante.

3. Errores en la hoja de vida

Exceso de información, mentiras, desorganización, datos incompletos y errores de ortografía son algunas faltas que pueden alejar a un candidato de la contratación.

Según expertos, tampoco es conveniente anexar al currículo todos los certificados y diplomados que el aspirante a un trabajo ha obtenido a lo largo de su trayectoria académica. Si la compañía necesita estos datos, en un futuro se los pedirán al candidato.

Aunque en determinados cargos, la inexperiencia de los recién egresados puede ser un obstáculo es recomendable suplir la falta de trayectoria laboral con logros educativos como becas universitarias, proyectos destacados, trabajos de grado, prácticas profesionales o reconocimientos.

"Muchas personas no tienen clara su hoja de vida, y falta información de las fechas de inicio o finalización de un trabajo, o las funciones que desempeñaban. Asimismo la gente expresa en forma simple la redacción de la hoja de vida y se puede descartar a un candidato porque no es clara en la información que está suministrando", añade Daisy Ávila.

4. No aprovechar la entrevista

La entrevista es clave en el proceso de obtener un empleo. Evite ser tímido e intente no confundirse en sus respuestas. No diga mentiras y busque en todo momento resaltar sus habilidades y competencias naturales para trasmitir una buena imagen.

Piense en posibles preguntas y respuestas que le puedan hacer y preparase para contestar de manera adecuada, sea sincero en todo momento y esté seguro de sus habilidades.

Si bien es cierto que cada entrevista es única, considere posibles preguntas y elabore respuestas tentativas, de modo que si por alguna razón usted se bloquea, pueda contestar y tener un plan de soporte ante cuestionamientos generales.

Resalte en todo momento sus logros o resultados y evite dar más información de la que le preguntan. Tenga en cuenta capacidades básicas como el trabajo en equipo, asumir nuevos retos, proactividad, posibilidad de adaptación y aprendizaje, conceptos que atraen a todo entrevistador.

5. No considerar la búsqueda de empleo como un trabajo

Muchas personas, al no encontrar opciones de trabajo para estudiantes y no ser llamados a entrevistas, asumen la búsqueda de trabajo como unas vacaciones y de vez en cuando envían hojas de vida por internet y postergan semanalmente posibles tareas que podrían realizar.

Esta búsqueda, al no ser constante no arroja buenos resultado, donde es necesario tener en cuenta que para poder sacar máximo provecho del tiempo y el proceso, es recomendable elaborar un plan de acción con una lista de las actividades más importantes en el día. La búsqueda de empleo debe ser asumida como un trabajo, con horarios, objetivos, tareas y programación.

6. Baja flexibilidad y alta exigencia salarial

Muchas personas pierden oportunidades debido a que no se conforman con el salario, las funciones, la organización o porque inclusive se niegan a trasladarse de ciudad o país. De modo qué, si la necesidad de conseguir empleo, es una prioridad, tal vez llegó el momento de tener la mente abierta a posibilidades que tal vez no haya contemplado en el pasado.

Es necesario analizar todas las oportunidades para tomar una decisión. Es recomendable hacer una lista de razones en contra y a favor, para poder así considerar o no una opción de trabajo.

Tal vez usted nunca pensó en trabajar en horarios nocturnos o en una ciudad diferente a la que vive, sin embargo si es una opción interesante para usted, tal vez sea la hora de tener un espectro más amplio del habitual en torno a adaptación laboral.

7. Desconocimiento de la vacante o la organización

Generalmente, muchos candidatos caen en el error de no conocer la historia ni ningún tipo de información sobre la empresa donde tienen una oportunidad de conseguir un trabajo.

Asimismo, el desconocimiento, sobre el cargo, el trabajo o posibles productos de una empresa reconocida, puede dar la impresión de falta de interés o poca preparación, por lo qué, es importante siempre averiguar un poco acerca de la empresa que ofrece el puesto al que usted esté aplicando. No sólo para saber si este puesto realmente le interesa, sino para demostrar iniciativa y emprendimiento.

Infórmese sobre el cargo y la empresa que ofrece el puesto al que aplica. Averigüé acerca de los productos, servicios, historia y logros de esa compañía. Así estará preparado para la entrevista y podrá verificar si esa organización encaja en su proyecto laboral.

8. No hacer seguimiento al proceso

Muchas personas, una vez entregada la hoja de vida y al haber realizado la entrevista, dejan de lado realizar un seguimiento al proceso. El hacer esto, puede ayudar a evitar posibles percances en el proceso.

Adicionalmente, son frecuentes los casos donde los aspirantes a un cargo, al no recibir respuesta de la empresa a la que están aplicando, empiezan a buscar otras opciones, precipitándose en otras empresas que no eran sus mejores opciones y luego, cuando les notifican que han sido seleccionados en una vacante, ya no la pueden aceptar porque se han comprometido con un tercero.

El hacer seguimiento al proceso, no solo puede abrir puertas en el futuro, sino que también podría evitar posibles errores en el proceso y demostrar a la vez un interés en la vacante. Este proceso se debe realizar mediante seguimiento telefónico, buscando hablar con el trabajador encargado en un momento del día y esperar, con paciencia, poder dialogar con calma con esta persona.

9. Falta de capacitación y actualización

El mantenerse buscando trabajo para estudiantes y dejar de lado las actualizaciones y capacitaciones académicas puede ser un gran error ya que en un futuro un posible candidato puede llegar mejor preparado que usted a la hora de competir por un puesto de trabajo.

De manera que intente, mientras sigue en su proceso de buscar trabajo, capacitarse y buscar elementos que lo diferencien de la competencia y no deje pasar el tiempo sin estudiar y actualizarse, para que cuando llegue su oportunidad, usted esté preparado para conseguirla.

10. No mostrar interés y no pedir el trabajo

Muchos aspirantes, al terminar la entrevista y darse cuenta que realmente quieren esa vacante por la que están compitiendo, caen en el error de no demostrar que quieren el puesto. El pedir el trabajo y mostrarse interesado frente al entrevistador, puede marcar la diferencia en una estrecha competencia entre dos aspirantes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario