Entrada destacada

Las mejores redes sociales para buscar empleo

Las redes sociales se han convertido, en muy poco tiempo, en uno de los canales más utilizados para la búsqueda activa de empleo. A medi...

miércoles, 26 de junio de 2013

Tipos de entrevistas de trabajo

Después de enviar un currículum vitae a una compañía, si esta lo considera respondiendo a este con una llamada para una entrevista de trabajo, normalmente los nervios no se hacen esperar, seguidos de la pregunta difícil de contestar por muchos: ¿Qué se puede esperar de una entrevista ante un posible empleador?

Cuando se busca una oferta de empleo en Estados Unidos , los contactos iniciales son de importancia vital para trasmitir la imagen personal que se desea proyectar, y de estos contactos, la entrevista laboral es el punto clave para la selección y contratación de una persona.

Este paso se basa en un diálogo con parámetros previamente determinados, que busca obtener información recíproca entre el entrevistador y el entrevistado, y para ello cuentan tanto el lenguaje hablado como el gestual, por lo que el vocabulario, las expresiones, la postura corporal, ademanes, gestos y apariencia personal, forman parte de los elementos a ser evaluados.

Dependiendo de las características y necesidades de la empresa, su ubicación y la vacante que se requiere ocupar, pueden adoptarse diversos esquemas de entrevistas, y resulta de mucha utilidad conocerlas y prepararse en función de aprovechar al máximo las ventajas y disminuir las desventajas que cada uno de estos esquemas conlleva.

Las entrevistas más comunes son:

1. Entrevista formal (directa, estructurada o estándar)

Es aquella que se basa en un modelo previamente definido de preguntas y temas, que pretenden cubrir todos los aspectos posibles de interés para el entrevistador, quien formula los planteamientos directamente, y espera respuestas igualmente directas y sin ambigüedades. Por lo general se realizan currículo en mano.

2. Entrevista informal o abierta

Es un diálogo que mantienen el entrevistado y el entrevistador de manera coloquial y en apariencia relajada. Está orientada a obtener información subjetiva del candidato: opiniones personales, reacciones emocionales, grado de auto-confianza y otros. En ocasiones el tema de conversación parece no tener relación con el cargo, pero hay que estar muy atentos y no relajarse, pues el entrevistador es un profesional que está evaluando cada una de las palabras y gestos de su interlocutor. Se recomienda evitar las dudas o contradicciones al responder.

3. Entrevista mixta


Combina las dos técnicas anteriores y se aplica con frecuencia, ya que incluye el esquema preestablecido pero vale también comentarios y puntos de vista particulares. Lo aconsejable en este tipo de entrevista, es responder de manera concisa, con argumentos breves pero bien sustentados.

4. Entrevista Múltiple

El candidato se somete a varias entrevistas con diferentes personas. Es común cuando se trata de cargos especializados, en los que los conocimientos técnicos son muy importantes, y requieren la evaluación de expertos. En cada encuentro se analizaran diferentes aspectos del perfil.

5. Entrevista grupal

Obedecen a la necesidad de la empresa, de detectar el potencial de los entrevistados. Por lo general se realiza una dinámica a través de la cual, el conductor plantea un tema para ser discutido y trabajado por equipos. De esta manera, suelen manifestarse los líderes, los empleados pasivos o con escaza iniciativa, los que tienen facilidad para el trabajo en equipo y aquellos que prefieren actuar solos, y así otros aspectos importantes en el ámbito laboral. Esta técnica requiere casi siempre de la intervención de dos o más conductores y se emplea con frecuencia en convocatorias colectivas como ferias de empleo o entrevistas para empleos para estudiantes

6. Entrevista libre o abierta

Es la más exigente en materia de confianza y seguridad personales. El entrevistador invita al candidato a expresarse con absoluta libertad acerca de sí mismo y de las razones que tiene para postularse al cargo, y se limita a escuchar, interviniendo ocasionalmente para puntualizar algún aspecto o indagar más sobre un tema específico, pero el peso de la conversación lo lleva el entrevistado. Como ventaja, permite a la persona exponer claramente sus fortalezas y expectativas, pero al no existir parámetros preestablecidos, se corre el riesgo de no centrarse en los puntos claves.

7. Entrevista práctica

Se orienta a evaluar directamente las habilidades y destrezas de un candidato para una vacante de empleo determinada. Suele emplearse en renglones como hotelería, mantenimiento, construcción o trabajos manuales y consiste en que el reclutador y el candidato interactúan en el área de trabajo, llevando a cabo alguna labor relacionada con el puesto, a la vez que se intercambia información.

8. Entrevista a través de medios de comunicación

Son aquellas entrevistas que se realizan a distancia, valiéndose de medios como teléfonos o internet. Actualmente constituyen una manera efectiva y práctica de contratar personal en cualquier parte del mundo, y es ideal para las organizaciones que operan en diferentes países.

En cuanto a las entrevistas telefónicas, casi siempre son pasos previos antes de fijar un encuentro personal y no deben ser subestimadas, pues a través de este medio, el entrevistador obtiene información valiosa. Son frecuentes algunas preguntas sobre la información contenida en el currículo, disponibilidad de trabajar en horarios o condiciones especiales, edad y ubicación del lugar de residencia, pues estos aspectos muchas veces determinan que la persona sea o no contratada.

Consejos finales para una entrevista de trabajo

• Si no se conoce la dirección del lugar donde se realizará la entrevista, es conveniente averiguarlo y acudir previamente a la zona, para determinar la ruta apropiada y el tiempo que toma llegar al sitio

• Si no se posee vehículo, es imprescindible acudir en taxi, para mantener la mejor apariencia posible y llegar calmado y sin signos de apuro o estrés

• La puntualidad es fundamental e incluye no llegar demasiado temprano

• Anote el nombre y el cargo de la persona que lo va a entrevistar.

Consejos adicionales para lograr el empleo deseado

Sería recomendable que aquel que sea llamado a una entrevista, se asegure de tener claros sus objetivos: Debe pensarlos, tratar de ponerlos en palabras, ser claro, concreto y preciso.

• Preguntar al final de la entrevista: No es momento para hacer preguntas sobre el salario pero sí sobre las funciones dentro de la empresa del puesto al cual se aspira, también sobre la fecha límite de contratación, oportunidades de ascender, etc.
• Estar preparado para ser sometido a chequeos físicos, análisis de drogas e incluso a una evaluación de su pasado judicial; por lo mismo es importante decir la verdad.
• Enviar una nota de agradecimiento diciendo quizás que sería grandioso el ser contratado por la empresa, resaltando a demás lo que esta ganaría al proceder con la contratación del aspirante. Puede enviarse por correo electrónico o incluso correo tradicional, ya que esta última destacaría más.

Normalmente el representante de recursos humanos que hará la entrevista no le dirá al candidato cuál de estos dos tipos será la que le realizará, pues ambas tienden a mezclarse para una mejor evaluación del aspirante en cuestión. Por eso lo mejor que se puede hacer es estar preparado para lo que podría surgir, teniendo siempre en la mente que el trabajo al cual se presenta puede ser alcanzado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario