viernes, 17 de agosto de 2012

Consejos Para Iniciar Tu Primer Día de Trabajo

El primer día de trabajo para jóvenes en una nueva empresa suele ser un reto para la persona que se incorpora, pues, a pesar de la seguridad que aporta el hecho de haber superado con éxito la prueba de selección, los nervios siguen estando presentes y pueden jugar una mala pasada.

Es un día en el que tendrás que asimilar mucha información que te resultará muy importante para desarrollarte en tu ámbito laboral.

Supongo que todos nos hacemos una idea de lo que supone ser el nuevo en una empresa donde las relaciones ya están entabladas, todos se conocen y, además, son amigos. Lo hemos logrado, hemos obtenido el empleo para profesionales por el que tanto trabajamos, desde la búsqueda del mismo, pasando por las entrevistas hasta la selección final, hoy es el día de la verdad, hoy es el día dónde deberé mostrar todas aquellas cosas que en mi Currículum Vitae y entrevistas he dicho "estoy preparado".

Te enfrentarás ante una dual sensación. emoción por una parte, pues has sido llamado para el cargo y por otra, nerviosismo ante el desafío de algo nuevo. Pero no te angusties, no olvides que esto es normal, lo desconocido nos asusta, lo mejor que puedes hacer, es lograr concentrarte en la parte positiva, pues finalmente y después de mucho buscar trabajo para profesionales, has conseguido ese puesto que estabas buscando y pronto comenzarás a forjarte un nuevo futuro en esa empresa, sin embargo con algunos pequeños tips, podrás prepararte para tal situación y afrontar de mejor manera el temido primer día, para saber cómo ganar “compinches” cuanto antes, cómo evitar los potenciales enemigos, y cómo mantenerse en una senda positiva desde el comienzo.

Forma de vestir: Durante las entrevistas seguramente has tenido la oportunidad de ver a otros empleados y observar su forma de vestir, en caso de que no haber tenido esa oportunidad, la receta mágica de siempre "muy aseados y sobre todo sobrios", esto significa utilizar colores no llamativos y utilizar una vestimenta normal como para afrontar un día de trabajo.

• "No hay nada peor que llegar tarde el primer día de trabajo y peor si es tu primer empleo" Es recomendable llegar diez minutos antes de la hora a la que nos convocaron. Recuerde que en ocasiones la primera impresión es la que cuenta.

Ten confianza en ti mismo: Ya te han seleccionado, eso significa que tus características se adaptan al perfil que la empresa necesita. Repasa mentalmente tus cualidades y también tus defectos, esto te ayudará a saber de lo que eres capaz. Si tienes seguridad en ti mismo las personas de tu alrededor lo notarán y confiarán en tus posibilidades.

Infórmate sobre la empresa: Pregunta a tus contactos o visita la página web de la compañía y trata de conocer algo de su historia, así como su estructura y funcionamiento. Además, entérate de detalles prácticos cómo su ubicación o la forma de llegar que te ayudarán a ir sobre seguro en el primer día.

Presentación de los nuevos compañeros de Trabajo: En este punto es muy importante mostrarse muy cortez y atento con los que ya son sus compañeros de trabajo para estudiantes.

Tomar nota: no temas ser pesado y pedante anotando todo lo que te digan acerca de tus funciones o del propio funcionamiento de la empresa. Apúntalo todo e intenta acabar el día con las menos dudas posibles acerca de tu nuevo puesto de trabajo.

Naturalidad: Interviene en las conversaciones cuando creas que realmente tienes algo que aportar y, ante todo, muéstrate natural, sencillo, agradable y cordial.

Sociabiliza y establece contactos: Mantente disponible a cualquiera que se te acerque, preocúpate por los que van a rodearte, utiliza el sentido del humor para romper el hielo y jamás hables mal de nadie ni tomes partido ni posición en nada.

• Muéstrate como una persona vital y optimista. Siempre esboza una sonrisa amable, da la mano con seguridad y firmeza y habla lo suficientemente alto y claro para que tu interlocutor te escuche.

• En las primeras reuniones procura escuchar más y hablar menos. Espera un poco a dar tus primeros aportes, evitando cualquier tono de presunción. En las próximas reuniones, cuando te sientas más en confianza, no temas dar tus ideas. La creatividad siempre es valorada y será tomada en cuenta en próximas reuniones.

• Comenzando con la Tarea. Debes ser consciente que aunque técnicamente te encuentres ampliamente preparado, todas las organizaciones poseen sus propias particularidades, de cómo se realizar las tareas y son todas cosas que uno no conoce, y que alguien se está esforzando por transmitirle.

• No te exijas demasiado: Ten presente que es tu primer día y que nadie espera que vayas a rendir al 100%; necesitas un periodo de adaptación para ir aprendiendo todos los procedimientos y tareas que tendrás que llevar a cabo. Más adelante tendrás tiempo de desarrollar tus habilidades y demostrarlas.

• Por último, debes intentar adaptarte al ritmo de trabajo de tus compañeros. Cada empresa es distinta e impone un ritmo diferente, por lo que es complicado acertar a seguirlo el primer día, pero, si se consigue, los nervios desaparecerán por completo.

Así como mencione algunos consejos de como debes comportarte el primer día de trabajo, aquí también te dejo una serie de malas prácticas que aunque resulte difícil de creer son muy habituales, ya que durante los primeros días de trabajo uno posee una carga de "Stress" muy importante y solemos cometer errores que son perfectamente evitables:

• No hacer preguntas en relación a los salarios.
• No conversar temas personales, nada peor que distraer a los otros.
• No aislarse, dejar que el grupo los integre en forma natural.
• Realizar las tareas tal y como se lo indican.
• No hacer comentarios del tipo "esto se hace mal." probablemente se equivoquen.

Presta atención ante:

• Nombre de tus superiores y compañeros. Para evitar confusiones y/o complicaciones a la hora de saludar o pedir ayuda, resulta de gran ayuda anotar los nombres, funciones y cargos de cada una de las personas que te vayan presentando a lo largo del día.
• Tu lugar de trabajo (planta, departamento, mesa, ordenador, etc.)
• Quién es quién en el departamento y tus interlocutores principales.
• Cuáles serán tus principales funciones y responsabilidades
• Logística básica (tarjeta de entrada, cómo contactar al departamento de informática, máquina de café...)
• Principales aplicaciones informáticas utilizadas

Antes de terminar el día: Comprueba que sabes o al menos conoces lo siguiente:

• Situación de las salidas de emergencia, del baño, de la sala de reuniones y de la fotocopiadora.
• Situación espacial de los jefes, así como sus teléfonos o extensiones.
• Funcionamiento del sistema informático (al menos lo básico).

Además, tenga en cuenta dos factores de suma importancia: En primer lugar, nunca deje de ser usted mismo (por supuesto, con la mayor diplomacia posible), pues las mascaras se caen rápido.

En segunda instancia, jamás descuide el trabajo para profesionales en sí mismo, por hacer “sociales”. De nada le servirá ganar cientos de amigos en el trabajo… ¡si luego es despedido por falta de productividad

Por último, es necesario que recuerdes que estás ahí por una buena razón, has sido elegido de entre muchos candidatos. Por eso es que debes demostrar que eres un buen elemento, concéntrate en tu trabajo, hazlo de la mejor manera posible y no cambies tu forma de ser por agradarle a los demás. Si hubiesen querido otro tipo de personalidad, el seleccionado no serías tú, y éste no sería tu primer día de trabajo.


¡Éxitos en tu primer día!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada